comunicación asertiva

La comunicación asertiva mejora la productividad y facilita el trabajo en equipo aportando fluidez y eficacia a los procesos.
Comunicación asertiva

Cómo avanzar hacia una comunicación asertiva y los 5 beneficios que tendrá para tu empresa

Cualquier trabajador, directivo o responsable de Recursos Humanos es consciente de que la falta de comunicación o una comunicación deficiente está en el origen de buena parte de los problemas y disfunciones que puede sufrir cualquier empresa.

Comunicar bien, destacando los aspectos más importantes, manteniendo la calma y exponiendo los argumentos de forma ordenada y con respeto es lo que pretende conseguir la comunicación asertiva, pero no es tan sencillo como parece.

La comunicación asertiva es una necesidad en muchas empresas, una soft skill que es necesario potenciar entre todas las personas que forman parte de la organización.

Es una herramienta eficaz para que una empresa funcione mejor y es especialmente interesante en los directivos y las personas que tienen que ejercer una cierta función de liderazgo.

¿Qué es la comunicación asertiva?

La comunicación asertiva o asertividad es la capacidad de expresar ideas y conceptos de forma clara y firme, pero, al mismo tiempo, respetuosa y sin generar conflictos ni herir sentimientos. Tan importante es que el mensaje sea claro y preciso como que la forma de transmitirlo no afecte a las relaciones y consideración entre el emisor y el receptor.

Es, por tanto, una habilidad social estrechamente vinculada a la inteligencia emocional, la empatía y la gestión de las emociones. Su misma esencia supone que hay personas para las que resulta más sencillo comunicarse de forma asertiva y otras a las que, por su misma personalidad, les resulta muy complicado.

Ahora bien, tanto si existe predisposición a este tipo de comunicación como si no, al igual que resto de las habilidades blandas, la comunicación asertiva se puede trabajar y mejorar. Hay técnicas de comunicación asertiva que permiten progresar en la forma de transmitir el punto de vista propio de forma clara y respetuosa.

Equilibrio entre firmeza y respeto

La base de la comunicación asertiva es que permite defender los propios derechos sin dejar de respetar los derechos de los demás. La asertividad busca el equilibrio y requiere evitar tanto las actitudes agresivas como las que son demasiado sumisas.

La asertividad es mucho más sencilla entre empleados del mismo rango laboral que entre los trabajadores y sus jefes ya que en esta última resulta más complicado que un trabajador pueda expresarse de forma asertiva con su responsable directo.

De cualquier forma, las nuevas formas de organización empresarial más horizontales y los liderazgos más democráticos y abiertos están llevando a que la comunicación asertiva esté cada vez más implantada y sea más valorada.

Un elemento clave de la comunicación interna

La comunicación asertiva juega un papel importante dentro de la comunicación interna de cualquier organización. De nada sirve establecer canales de comunicación eficaces entre equipos y personas si la información que se envía a través de ellos es deficiente o la comunicación no es fluida porque no se explican bien determinados conceptos, pesan demasiado las emociones o existe un mal ambiente de trabajo.

Por eso, además de establecer los medios técnicos adecuados, como pueda ser un correo electrónico o canales más sofisticados de transmisión de datos, para facilitar la comunicación es importante avanzar en la comunicación asertiva para que, realmente, haya una transmisión de información relevante y de forma respetuosa para todos.

Que la asertividad sea común en las relaciones laborales de una organización requiere de un proceso que lleva tiempo y una cierta inversión en formación.

Papershift
La organización de tu empresa en la nube
  • Programación de turnos
  • Control horario
  • Gestión de las vacaciones
  • Cálculo automático de la nómina
  • Análisis de datos e informes
Prueba Papershift 14 días gratis y sin compromiso.
Prueba 14 días gratis

5 beneficios de la comunicación asertiva para las empresas

Son muchas las ventajas de apostar por la comunicación asertiva, pero éstos son algunos de los beneficios más importantes que tiene para la empresa.

Agiliza la resolución de problemas

La comunicación asertiva evita caer en enfrentamientos personales y conflictos por lo que facilita mucho la exposición de los problemas, encontrar su causa y dar con la solución. Que exista confianza entre el personal de la entidad hace mucho más sencillo solventar rápidamente cualquier incidencia que pueda surgir en el proceso de producción o en la prestación de un servicio.

Promueve un liderazgo más efectivo

La comunicación asertiva permite transmitir mejor los mensajes y fomenta un liderazgo más abierto y capaz de tener en cuenta las opiniones e ideas de los trabajadores.

La comunicación asertiva evita la imposición de ideas y se abre hacia un liderazgo más valorado por los empleados que pueden expresar mejor sus propuestas y reciben información más clara. Está estrechamente vinculada con las nuevas formas de liderazgo, más participativas.

Mejora el ambiente laboral

La comunicación asertiva mejora las relaciones entre los propios trabajadores y de los empleados con los responsables de área y los directivos. La asertividad mejora el ambiente laboral y ayuda a crear una situación más apropiada para el desarrollo de la actividad productiva.

Cuando la comunicación asertiva es lo habitual, nadie espera reacciones agresivas o fuera de tono que puedan herir los sentimientos de los trabajadores y el uso de una forma de comunicación más respetuosa acaba imponiéndose como la norma general.

Facilita la resolución de conflictos

Relacionado con el punto anterior, la asertividad está pensada para evitar los conflictos y favorecer el intercambio de ideas en una conversación respetuosa con los sentimientos y las opiniones de los interlocutores.

De esta forma, cuando se produce un conflicto es mucho más fácil resolverlo porque no se alcanza el nivel de agresividad al que se puede llegar en entidades en las que la comunicación asertiva no es una prioridad.

Aumenta la productividad

La información que llega a los empleados es más útil y les permite obtener un mayor rendimiento. Al mismo tiempo, la mejora de las relaciones y del clima laboral permite llegar a acuerdos con más facilidad, algo que repercute también en el nivel de satisfacción de los trabajadores.

Favorece la retención de talento y la marca de empresa

La asertividad es un valor muy apreciado por los trabajadores más cualificados que encuentran un ambiente de trabajo más agradable y propicio a aceptar nuevas propuestas e ideas y en el que poder defender las suyas.

Las empresas que desarrollan una comunicación asertiva eficaz cuentan con una mejor employer branding y, además de retener el talento que ya poseen en la plantilla, les permite captar a los mejores candidatos.

Los comportamientos agresivos o los liderazgos demasiado fuertes se interpretan como vestigios del pasado que poco tienen que ver con las empresas de hoy en día.

Refuerza el compromiso de los trabajadores

Cuando en una compañía hay comunicación asertiva, los trabajadores se sienten más valorados y mejor tratados y se refuerza el compromiso que establecen con la empresa. Este compromiso se traduce en una mayor motivación y una mayor implicación que repercute en el rendimiento personal de la persona y en el del conjunto de la entidad.

Bases para la comunicación asertiva en la empresa

La comunicación asertiva se puede trabajar de forma individual, pero también hay algunas acciones con un carácter más general que pueden ayudar a que la asertividad esté más presente en la comunicación interna dentro de la organización.

Escucha activa

Para poder comunicar sin herir sentimientos y de forma eficaz es necesario conocer el punto de vista y las opiniones del receptor. Para conseguirlo hay que tener información en torno a su opinión sobre cualquier tema que afecte a la empresa y recopilar datos a través de un software de gestión de recursos humanos como Papershift.

Es muy necesario escuchar de forma activa y con empatía a los trabajadores y saber cuáles son sus problemas, quejas, sugerencias o motivaciones. En este tipo de escucha, el lenguaje no verbal juega también un papel importante para detectar los problemas y las inquietudes de las personas que forman parte de la organización.

Transparencia

La comunicación asertiva se basa en la claridad y en la confianza. No solo hay que expresarse de forma respetuosa, también hay que dejar clara la opinión y exponer los argumentos que sustentan un determinado punto de vista.

En este sentido, la confianza entre los trabajadores y el equipo directivo ha de ser lo más elevada posible para que cualquier mensaje pueda ser transmitido con libertad y siempre desde el reconocimiento y el respeto al receptor. Esa confianza debe plasmarse en una comunicación rápida y eficaz de cualquier cambio importante que pueda afectar a unos y a otros.

Fomentar la interconexión entre equipos

En las empresas que trabajan por proyectos, la conexión entre los diferentes equipos no siempre es la mejor. Facilitar canales de comunicación entre empleados de distintos equipos y ayudar mejorar la confianza y la comunicación entre ellos es clave para potenciar una comunicación asertiva en la empresa.

Ser claro y directo

El respeto hacia la forma de pensar del interlocutor y sus derechos no implica añadir confusión al mensaje o hacerlo más complicado. La comunicación asertiva exige claridad y una exposición honesta de lo que se quiere decir y, en este sentido, hablar en primera persona es fundamental para transmitir confianza y demostrar que se asumen las responsabilidades que puedan existir.

Hay que argumentar, convencer y reconocer el derecho a tener opiniones diferentes más que imponer un determinado punto de vista.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!

Técnicas de comunicación asertiva que también pueden usarse en la empresa

Hay muchas técnicas que mejoran la comunicación asertiva y ayudan a desarrollarla. Éstas son tres de las más habituales.

Técnica del disco rayado

Es menos agresiva que un no rotundo y permite mantener la posición inicial con un menor efecto negativo en el receptor. La técnica del disco rayado se trata de repetir la misma frase o concepto ante diferentes peticiones para cambiar de idea.

Siempre debe llevarse a cabo con el máximo respeto hacia la persona o personas con las que se está manteniendo la conversación y atendiendo a las razones o argumentos que puedan aportar.

Técnica de la pregunta asertiva

Esta herramienta permite tanto mantener en parte la posición inicial como asumir las críticas que se están recibiendo. Consiste en preguntar cómo se puede mejorar el aspecto que la otra persona está criticando.

Esta técnica desvela muchas veces críticas sin base al no poder aportar la persona que las está realizando ninguna solución alternativa o argumento que la sustente. Si lo propone, se puede llegar a un acuerdo para alcanzar una solución satisfactoria para todos.

Técnica del banco de niebla

No es una técnica fácil de utilizar porque exige cierta distancia para detectar cuando hay que usarla y mucho capacidad para mantener el equilibrio. Se trata de reconocer una parte de los argumentos o la postura de la otra parte, pero sin renunciar a la esencia de los propios.

De esta forma, se difumina la frontera entre emisor y receptor y se relaja cualquier conflicto que pueda surgir sin que la comunicación llegue a resentirse en lo esencial.

Éstas son solo algunas técnicas de comunicación asertiva, pero hay muchas más. Además, la asertividad se puede trabajar a través de cursos y formación que permiten potenciar estas habilidades sociales. Son una opción muy válida si tu empresa pretende avanzar hacia una comunicación más asertiva.



Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.