Aptitudes profesionales

Las aptitudes profesionales han ido ganando relevancia por delante de méritos como la formación técnica y la experiencia y se han convertido en el elemento más valorado por las empresas.
Aptitudes profesionales

En la búsqueda del mejor candidato para ocupar un puesto de trabajo en la empresa, la formación técnica, los idiomas y la experiencia han pasado a un segundo plano para ceder un mayor protagonismo a las aptitudes profesionales.

Encontrar las habilidades personales que hacen a una persona más idónea para desempeñar un trabajo determinado o para estar en una empresa concreta se ha convertido en el objetivo que se plantean ahora los responsables de Recursos humanos cuando inician un proceso de selección.

¿Qué son las aptitudes profesionales?

Las aptitudes profesionales son las habilidades personales que una determinada persona tiene para desempeñar un trabajo concreto. Son conocidas también como habilidades blandas o soft skills, su término en inglés.

Las habilidades blandas hacen referencia al conjunto de rasgos de la personalidad que se adecuan a un determinado puesto de trabajo mientras que las habilidades duras designan a los conocimientos académicos y técnicos o a la experiencia que una persona posee para ese mismo puesto de trabajo.

Aunque las aptitudes profesionales también se pueden aprender a través de una formación adecuada y, sobre todo, mejorar y perfeccionar a través de la experiencia, resulta mucho más complicado hacerlo porque son elementos que forman parte de la propia personalidad.

En el caso de las habilidades duras, se pueden adquirir nuevas o perfeccionar las existentes a través de la formación.

Diferencia entre aptitudes y actitudes profesionales

En algunas ocasiones existe una cierta confusión entre aptitudes y actitudes profesionales.

Las aptitudes profesionales hacen referencia a las características de la personalidad que hacen a una persona encajar mejor en un determinado puesto de trabajo que en otro.

Las actitudes profesionales, en cambio, están conformadas por la forma en que una persona afronta las situaciones que pueden producirse en un trabajo.

Tanto las aptitudes como las actitudes profesionales son tenidas en cuenta a la hora de seleccionar un determinado candidato. En el caso de los puesto de dirección, las actitudes tienen también una gran importancia.

Beneficios de las aptitudes profesionales para las empresas

Contar con trabajadores con las aptitudes profesionales adecuadas tiene muchas ventajas para la empresa.

  • Sumar los perfiles más adecuados a los diferentes puestos de trabajo
  • Incorporar a trabajadores más preparados para los cambios que puedan surgir y con más habilidades para responder ante ellos de forma positiva
  • Una mejor y más rápida integración de las personas recién llegadas en la dinámica ya existente en los equipos de trabajo
  • Aumento de la motivación y la productividad por la mejor adecuación de cada trabajador con las tareas que desempeña
Papershift
La organización de tu empresa en la nube
  • Programación de turnos
  • Control horario
  • Gestión de las vacaciones
  • Cálculo automático de la nómina
  • Análisis de datos e informes
Prueba Papershift 14 días gratis y sin compromiso.
Prueba 14 días gratis

¿Cuáles son las aptitudes profesionales más valoradas?

Éstas son las aptitudes profesionales más demandadas y valoradas por las empresas.

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional y la capacidad para empatizar es una de las aptitudes profesionales más demandadas hoy en día en cualquier empresa. Es una capacidad que se exige especialmente a los directivos o líderes que tienen personal a su cargo y que deben ser capaces de comprender sus problemas y necesidades laborales y personales para darles solución.

Pero no solo los directivos deben poseer esta soft skill. También es importante para los empleados que puedan conectar con las sensaciones y opiniones de sus compañeros.

Creatividad

Es otra de las aptitudes profesionales más valoradas por las empresas. La creatividad es valorada para todo tipo de puestos de trabajo, pero en algunos sectores como el diseño, de un sitio web por ejemplo, o el marketing tiene especia relevancia y es uno de los requisitos más importantes.

Un trabajador creativo, capaz de aportar nuevas miradas sobre un problema y de encontrar soluciones que otros son incapaces de ver es un perfil muy valorado por cualquier empresa.

Resiliencia

La realidad, especialmente en el sector económico, cambia con una rapidez vertiginosa. Las cosas pueden ser completamente distintas de un día para otro y es importante que las personas que trabajan en la empresa sean capaces de adaptarse a cualquier cambio y utilizarlo para seguir ofreciendo el mejor servicio al cliente.

Es muy importante contar con personas resilientes con la capacidad de afrontar con entereza cualquier momento difícil y sacar lo mejor de cualquier situación.

Flexibilidad

Relacionada con la resiliencia, la flexibilidad es una aptitud muy necesaria para adaptar el trabajo propio a lo que necesita la empresa en cada momento. Un trabajador que es capaz de mejorar su formación y desempeñar otras tareas que necesita en un momento dado la empresa en otro puesto de trabajo o que es flexible para responder ante cualquier situación es muy valioso para la empresa.

Trabajo en equipo

Es una de las aptitudes profesionales más valoradas. El trabajo en equipo es clave en cualquier empresa y saber encajar en la dinámica generada por un grupo de personas es una de las aptitudes profesionales que más demandan las empresas.

Intercambiar ideas con respeto y de forma ordenada, coordinar tareas o favorecer la comunicación son algunas de las habilidades que forman parte de la capacidad para trabajar en equipo de un empleado.

El trabajo en equipo es una soft skill especialmente demandada por las empresas que trabajan por proyectos en los que es muy importante que cada empleado pueda aportar su trabajo dentro de un equipo multidisciplinar.

Para trabajar en equipo es importante contar con buenas dotes comunicativas. La capacidad de comunicación es otra de las aptitudes y habilidades que las empresas buscan en sus profesionales.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!

Tener iniciativa y ser proactivo

Tener iniciativa es una de las aptitudes profesionales que no faltan en los perfiles más demandados por las empresas. Es una aptitud que cuesta encontrar en un cv, pero que aporta mucho a la empresa siempre que exista un equilibrio en la presentación de nuevas iniciativas y mejoras.

Mostrar interés en el trabajo que se realiza y aportar nuevas ideas y propuestas para mejorar el funcionamiento de la empresa y el propio puesto de trabajo es una aptitud muy valorada por cualquier entrevistador para un proceso de selección.

Capacidad de liderazgo

El liderazgo entendido como la capacidad para gestionar y motivar a un equipo es otra de las aptitudes profesionales más valoradas. Esta aptitud no debe entenderse como la imposición de las ideas propias sino que está muy relacionada con capacidades como el trabajo en equipo o la inteligencia emocional ya que el líder debe ser el que guíe al equipo, pero sin limitar su capacidad y creatividad.

La capacidad de liderazgo es una aptitud importante cuando un puesto de trabajo tiene personas a su cargo.

Resolución de problemas complejos

Es una de las aptitudes profesionales más valoradas en la actualidad y será una de las más demandadas durante los próximos años. Además de tener los conocimientos técnicos necesarios, el empleado ha de ser capaz de solucionar los problemas que puedan surgir con rapidez y efectividad.

Es también una de las habilidades blandas más difíciles de medir o detectar.

Control del estrés

El control del estrés es una de las aptitudes profesionales más demandadas porque ofrece resultados claros e inmediatos. La capacidad de una persona para controlar el estrés y continuar con su trabajo de la mejor forma posible es una capacidad demandada por todas las empresas y para prácticamente todos los trabajos.

En los momentos en los que el volumen de trabajo puede desbordarse es importante el control del estrés y trabajar en equipo para seguir ofreciendo el servicio o el producto final al cliente. El trabajador no puede quedar paralizado ante una situación de estrés o cuando se acumulan los problemas.



Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.