Baja por estrés laboral

La baja por estrés laboral también puede ser la expresión de otros problemas en el puesto de trabajo o el reflejo de un mal ambiente laboral.
Baja por estrés laboral

El bienestar físico y mental de los trabajadores es una de las preocupaciones que debe tener cualquier empresa. Lograrlo es responsabilidad de todos, pero especialmente de Recursos humanos que debe vigilar que se dan las condiciones necesarias para que los empleados puedan realizar su labor de la mejor forma posible.

Si la carga de trabajo o el ambiente laboral no es el adecuado, la satisfacción del trabajador se resiente y, en el peor de los casos, afecta a su bienestar emocional y genera estrés o ansiedad laboral que pueden terminar en una baja por estrés laboral. La covid 19 ha agravado, además, las situaciones de estrés laboral al incrementar las bajas y los problemas en el entorno laboral.

La baja es la peor situación posible porque significa que el empleado no puede realizar sus tareas y su salud se ha visto afectada. De esta forma, el trabajador se enfrenta a una situación personal difícil y la empresa pierde a uno de sus activos para poder llevar a cabo su producción o prestar sus servicios. Es una situación que hay que tratar de evitar a toda costa encontrando las causas que generan el estrés y buscando una solución.

¿Qué es la baja por estrés laboral?

El Ministerio de Sanidad define el estrés laboral como “un conjunto de respuestas cognitivas, fisiológicas y emocionales ante ciertos aspectos adversos o nocivos del contenido, la organización o el ambiente de trabajo”.

En definitiva, el estrés laboral es la respuesta física y mental de un trabajador ante una situación o un cambio que se produce en su trabajo y que le genera malestar psicológico. Puede producirse por diferentes causas, pero, normalmente, en su origen está una falta de correspondencia entre las exigencias de la empresa y las capacidades y recursos que tienen los empleados para alcanzarlas.

Si el estrés empeora llega un momento en el que se produce una baja por estrés laboral. El médico reconoce con esta baja la incapacidad temporal del empleado para seguir realizando sus tareas, normalmente porque presenta algún cuadro de ansiedad, aunque no es necesario que sea así.

En España, el estrés laboral representa el 30% de las bajas laborales y es la segunda causa de baja laboral en la Unión Europea.

Papershift
La organización de tu empresa en la nube
  • Programación de turnos
  • Control horario
  • Gestión de las vacaciones
  • Cálculo automático de la nómina
  • Análisis de datos e informes
Prueba Papershift 14 días gratis y sin compromiso.
Prueba 14 días gratis

Causas del estrés laboral de los empleados

La salud mental de los trabajadores es tan importante como el bienestar físico en su puesto de trabajo. Hay que cuidarla y actuar ante la aparición de los primeros síntomas de que puede resentirse antes de que termine desencadenando ansiedad en el trabajo y, probablemente, una baja por estrés.

La prevención de riesgos laborales es fundamental, pero también es importante encontrar las soluciones adecuadas una vez se han detectado los problemas. Para poder ver con antelación los problemas y desarrollar planes con rapidez, el empleador debe conocer las causas que pueden llevar al estrés laboral.

Sobrecarga o falta de trabajo

Es la causa más común de ansiedad en el trabajo. El malestar psicológico o la ansiedad laboral normalmente llegan por un volumen de trabajo inabarcable, pero también pueden producirse si no existe el trabajo suficiente y los empleados no acaban de ver clara su función en la empresa.

Los trabajadores que soportan una excesiva carga de trabajo son los más vulnerables ante el estrés laboral por lo que la adecuación entre el trabajo existente y las personas que lo van a llevar a cabo es fundamental en una empresa para evitar el estrés y la ansiedad en el trabajo.

Mal ambiente de trabajo

Los compañeros y jefes juegan un papel importante en la salud mental del individuo en el trabajo. Que el clima laboral sea malo y genere conflictos ya es suficiente para generar estrés , pero si, además, se producen situaciones de acoso laboral, el estrés laboral y, probablemente, la ansiedad en el trabajo están garantizadas.

Falta de reconocimiento y miedo al despido

La falta de reconocimiento por el trabajo realizado y el temor a sufrir un despido suelen estar acompañados de un alto nivel de estrés. La falta de estabilidad en el puesto de trabajo y sentir que no se tiene el control sobre las repercusiones que pueda tener el trabajo realizado crean angustia y son factores que desestabilizan al trabajador.

Trabajar en malas condiciones

Las condiciones laborales físicas pueden provocar enfermedades físicas y también tienen consecuencias en la salud mental. Si el lugar de trabajo ofrece malas condiciones de trabajo o hay exposición a riesgos laborales, tanto físicos como psicológicos, puede generar situaciones de estrés en las personas por lo que es un aspecto en el que hay que llevar el mayor cuidado posible.

Estas son las causas de estrés laboral más frecuentes, pero hay muchas otras como la imposibilidad de mostrar el talento o expresar quejas en el seno de la empresa o por un jefe que entiende mal el liderazgo.

Síntomas del estrés laboral

  • Físicos: Trastornos respiratorios, trastornos cadiovasculares o intestinales. También problemas musculares y trastorno del sistema inmune.
  • Psíquicos: Preocupación excesiva, incapacidad para concentrarse y tomar decisiones, bloqueos mentales y, en el peor de los casos, depresión. Tiene consecuencias muy negativas en la vida y el comportamiento de los trabajadores.

Características de la baja por estrés laboral

La baja por estrés laboral es la que se produce porque el médico identifica las causas del estrés en el trabajo. Forma parte, por tanto, de las contingencias profesionales como el resto de las bajas laborales. Un médico tendrá que diagnosticar el estrés laboral y prescribir la baja y la mutua será la encargada de gestionarla.

La baja por estrés laboral se asimila a la baja por depresión y tiene una duración máxima de un año, aunque los médicos pueden prorrogarla durante seis meses adicionales. Si después de año y medio, el trabajador no puede recibir el alta, su caso pasa a ser evaluado por un tribunal médico que debe optar entre la reincorporación o la baja permanente.

La baja empieza a cobrarse desde el día después de su inicio y es la mutua la que la abona. El único requisito para acceder a la baja es que el empleado esté dado de alta en la Seguridad Social o en situación asimilada al alta.

Ansiedad laboral

Aunque en ocasiones estrés laboral y ansiedad laboral se utilizan como sinónimos, en realidad no lo son. La ansiedad laboral es una situación agravada de estrés laboral con síntomas más intensos y peligrosos para la salud mental de los empleados. Suele estar acompañada de un estado de depresión.

En la ansiedad laboral juega un papel importante la autoexigencia que se imponen los propios empleados para llevar a cabo sus tareas y la autopercepción que tienen de sí mismos.

Tipos de ansiedad

  • Razonable: Este tipo de ansiedad se produce por una situación concreta, normalmente peligrosa, y finaliza cuando esta situación desparece. Este tipo de ansiedad, en principio, es normal y no supone un riesgo para la salud, según los expertos.
  • No razonable: En este caso no se interpreta bien la realidad y se percibe una amenaza desproporcionada y un miedo insuperable frente a una situación que apenas tiene peligro o no lo tiene en absoluto. Cuando esta situación se produce en el trabajo es cuando se produce la ansiedad laboral.

Una excesiva exigencia, el miedo al despido o la falta de participación pueden ser algunas de las causas que acaben desencadenando reacciones de ansiedad laboral.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!

Consecuencias de la ansiedad laboral

La ansiedad laboral, al igual que el estrés laboral, tiene consecuencias físicas, psicológicas y, en este caso, también sociales. A los síntomas descritos para el estrés, en la ansiedad laboral se suman las consecuencias sociales como el aislamiento, la dificultad para expresar opiniones o la irritabilidad.

Síndrome de burnout

La OMS define el burnout como “un síndrome conceptualizado como resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito”.

Esta cronificación del estrés genera empleados agotados y desmotivados que ofrecen una productividad muy por debajo de la esperada y que acaban repercutiendo en el funcionamiento de la empresa.

El síndrome de burnout o del trabajador quemado está reconocido como uno de los grandes problemas del empleo y se da tanto en el trabajo presencial como en el teletrabajo en personas y trabajadores en sectores económicos muy diferentes.



Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.