El cambio de turno es una medida usada por las empresas para realizar una modificación en la jornada laboral del empleado. Principalmente consiste en cambiar los turnos de trabajo de una jornada a otra, por ejemplo de la mañana a la tarde.

Es preciso señalar, que los cambios que se realicen a las jornadas de los trabajadores, pueden afectar la dinámica de los mismos. Por ello este proceso requiere un periodo adaptación, el cual se debe respetar para el acondicionamiento del equipo de trabajo.

Del mismo modo, las empresas deberán adaptar su estructura para coincidir con las medidas necesarias para la transición de un turno a otro. A través de herramientas como Papershift, se facilita la asignación y cambio de turnos, optimizando la gestión de los cuadrantes de trabajo y garantizando el buen funcionamiento de la empresa.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!

¿Cómo una empresa justifica un cambio de turno?

Para que una empresa pueda cambiar el turno de sus empleados es obligatorio una justificación que respalde esta medida. Por lo general los motivos que se suelen usar son de carácter productivo, económicos u organizacionales.

Incremento de la productividad

La productividad suele ser un común denominador para que una empresa decida cambiar el turno de sus trabajadores. Este tipo de cambio se realiza después de un profundo análisis y una proyección en la que se evidencie que esta modificación será ventajosa para la compañía.

Usualmente esta tendencia de pasar del turno de la mañana a la tarde o a la inversa se observa en la industria de manufacturas, puesto que sus prácticas y manera de operar están en constante búsqueda de alternativas para incrementar su producción.

Motivos económicos

Abaratar los costos de operación y capitalizar un mayor ingreso siempre será prioridad dentro de los objetivos de una empresa. Por ello si el cambio de turno permite al empleador aumentar su margen de ganancias es una justificación valedera para implementar esta medida.

Motivos organizacionales

Si para la organización de una empresa es más provechoso cambiar el horario de trabajo de sus empleados, se da por valido el correcto uso de la medida. Puesto que la organización de cualquier empresa es indispensable para su adecuado funcionamiento y para su crecimiento de manera integral.

Reglamentación del cambio de turnos

Los cambios de turno está reglamentados por el artículo 41 correspondiente al estatuto de los trabajadores, allí se consigna a este cambio como una modificación sustancial a las condiciones de trabajo, puesto que conllevan un esfuerzo radical de gestión y organización para el debido funcionamiento de la empresa .

Para poder cumplir con los lineamientos que forman parte del cambio de turno es necesario seguir los siguientes parámetros:

Previo aviso

En primera instancia un cambio de turno no se podrá realizar sin previo aviso, de tal modo que antes de realizar esta modificación al horario, se deberá avisar al trabajador con hasta 15 días de antelación.

Justificación

Cómo hemos mencionado anteriormente otra de las directrices para poder implementar el cambio de turnos es tener una justificación de peso. Estas justificación son de carácter productivo, competitivo o de relación coyuntural para la empresa.

Acuerdo unilateral

Para que esta medida pueda funcionar es fundamental el consenso entre trabajador y empleador, lograr un acuerdo unilateral para poder estar en la misma tónica y así evitar un malestar de parte del empleado ante modificaciones en su relación laboral.

¿Puede el trabajador pedir un cambio de turno?

Claro que sí. En caso tal que el empleado sea el que desee cambiar su horario laboral, este deberá seguir el conducto regular. Para que pueda ser aprobada su solicitud, es necesario hacerla con previo aviso y tener una justificación valedera.

Las justificaciones del empleado usualmente tendrán carácter familiar y buscan la conciliación de su vida laboral y personal. Puesto que es común que surjan situaciones en la vida privada del trabajador que pueden interferir en el correcto desarrollo de su trabajo.

Otra de las justificaciones para que el empleado cambie su turno es por motivos académicos, queriendo desempeñar su trabajo y a la par poder estudiar. Para una empresa un empleado que esté estudiando deberá ser prioridad, debido a que está teniendo en sus líneas de trabajo una persona que se está capacitando y con más herramientas para desempeñar su trabajo.

¿Qué sucede si el empleado no está dispuesto a cambiar su turno de trabajo?

El trabajador que no quiera acogerse a los cambios de horarios de la empresa, cuenta con el derecho de poder terminar la relación contractual que tenga vigente. Es clave mencionar que en caso tal que este cambio afecte de manera sustancial su desarrollo integral familiar y personal, el trabajador podrá recibir una indemnización después de su retiro de la empresa.

De ser así esta indemnización que percibir el trabajador también esta reglamentada por ley y será equivalente a 20 días de trabajo por cada año laborado.

Ventajas del cambio de turno

En definitiva para el empleador el cambio de turno es una alternativa más para enfrentar las situaciones propias de su empresa. Sirviendo como una solución ante adversidades y como estrategia para potenciar su desempeño.

Otra de las ventajas que se obtienen al cambiar los turnos de trabajo es el poder implementar un mejor orden de en la empresa. Optimizando la distribución de su plantilla de empleados, obteniendo así mejorías en la productividad.

También está medida permitirá que la compañía obtenga una ventaja competitiva, siendo esto fundamental para poder establecerse en el mercado y lograr un crecimiento comercial importante.

Todos los beneficios anteriormente mencionados no podrían ser logrados, de no realizarse la correcta gestión e implementación de esta medida. Este punto es clave para lograr los mejores resultados para el desarrollo de la empresa y de los trabajadores.

Desventajas del cambio de turnos

Una de las principales desventajas del cambio de turno recae en la dificultad para adaptarse a las nuevas jornadas, esto puede afectar a la productividad laboral al no se realizarse la planeación adecuada para implementar esta medida.

Otro aspecto negativo que puede surgir de esta mala implementación es un conflicto de intereses con los empleados, creando de este modo un ambiente laboral inestable e inconforme que en última instancia favorecerá al absentismo.

Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.