Gestión de equipos

La gestión de los equipos es un aspecto que se cuida cada vez más en las empresas y una cualidad muy apreciada en los procesos de selección de personal.
Gestión de equipos

Gestionar equipos de trabajo adecuadamente es uno de los aspectos más importantes en el funcionamiento de una empresa.

Un equipo no es solamente un conjunto de personas con unas capacidades individuales determinadas, hay que encontrar las fórmulas necesarias para que todas estas personas sean capaces de unir sus esfuerzos y conocimientos para lograr un objetivo común.

Mejorar la gestión de equipos es una constante de las empresas que buscan una evolución constante del rendimiento de la empresa en general y de la productividad de cada uno de sus empleados en particular.

¿Qué es la gestión de equipos?

La gestión de equipos de trabajo está integrada por las acciones, estrategias y procesos que permiten mejorar la organización y combinar el trabajo de un grupo de trabajadores para conseguir los objetivos que marca la empresa.

Según esta definición, la clave en la gestión de equipos son las personas que los integran, sus competencias y aptitudes y el responsable de equipo, normalmente el director de un departamento, es el encargado de sacar el máximo partido de sus posibilidades para desarrollar cada proyecto.

Ventajas para la empresa de una buena gestión de cada equipo

Son muchas las ventajas que una buena gestión de equipos proporciona a la empresa y, especialmente, al conjunto de sus recursos humanos.

  • Mejora la productividad de los trabajadores que encuentran un marco favorable para desarrollar su trabajo y expresar sus capacidades.
  • Refuerza la motivación de los miembros del equipo que encuentran libertad en su propia área y apoyo en el resto de sus compañeros y en el líder del grupo cuando lo necesitan.
  • Facilita la comunicación tanto entre los diferentes miembros del equipo como entre los diferentes equipos de trabajo.
  • Crea un mejor ambiente laboral.
  • Los equipos bien gestionadas estructuran mejor la empresa y permiten organizar flujos de trabajo más eficientes.
Papershift
La organización de tu empresa en la nube
  • Programación de turnos
  • Control horario
  • Gestión de las vacaciones
  • Cálculo automático de la nómina
  • Análisis de datos e informes
Prueba Papershift 14 días gratis y sin compromiso.
Prueba 14 días gratis

Claves para una buena gestión de equipos

Cada empresa tiene sus propias características, pero hay diferentes técnicas y consejos que se pueden seguir para conseguir mejorar la gestión de equipos tanto por parte de los responsables de cada uno de ellos como por Recursos humanos.

Mejorar la comunicación y fijar objetivos claros

La comunicación es uno de los elementos más importantes en la gestión de equipos. El jefe de equipo debe potenciarla a través de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y mejorar su organización para hacerla ordenada y efectiva a través de los artículos que sean necesarios.

Es muy importante que el enfoque de la comunicación sea multidireccional y que el responsable del equipo sea capaz de escuchar las propuestas e iniciativas que llevan a cabo los miembros del grupo.

La comunicación debe servir para alcanzar unos objetivos claros que la empresa debe fijar con una cierta periodicidad y que el jefe de equipo debe transmitir a sus miembros. En muchas empresas existen objetivos generales y también objetivos particulares para cada grupo que se expresan a través de un proyecto para cada objetivo.

Interiorización de los valores

Los valores son cada vez más importantes en las empresas y deben ser también una guía en la gestión de equipos más allá del artículo que fabrique la empresa o el servicio que preste.

Si la empresa marca unos valores concretos, pero no se siguen en cada equipo, el resultado puede ser contraproducente para la propia empresa y crear desajustes con los diferentes equipos y confusión para los clientes de la empresa.

Reforzar fortalezas y reducir debilidades

Un buen líder de equipo debe detectar con facilidad las fortalezas y debilidades de las personas que integran su grupo de trabajo. Este proceso solo se puede realizar a través del conocimiento profundo de las capacidades y habilidades de cada trabajador.

Ayudar a desarrollar las fortalezas y minimizar las debilidades a través de la formación o la experiencia es fundamental para gestionar equipos de trabajo y mejorar el rendimiento de cada uno de ellos. Es, además, un proceso necesario para que los propios trabajadores experimenten su propio crecimiento profesional dentro de la empresa y puedan desarrollar un plan de carrera.

Potenciar las soft skills

Las aptitudes laborales son muy importantes para que la gestión de equipos funcione. La capacidad para trabajar en equipo, comunicarse adecuadamente o la resiliencia son algunas de las aptitudes o habilidades blandas más necesarias tanto para el responsable de los equipos como para cada uno de los integrantes.

Las aptitudes cobran una importancia aún mayor en el caso de las personas que se incorporan por primera vez a un equipo y que deben ser capaces de integrarse en la dinámica de grupo que ya existe.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!

Capacidad para delegar y flexibilidad

Son dos aptitudes profesionales que es necesario que acompañen al líder del equipo porque son la base para una buena gestión de equipos.

Una persona no puede hacerlo todo y el líder ha de ser capaz de delegar y asignar responsabilidades a cada empleado. Los resultados y los datos suelen avalar a los líderes que son flexibles y saben delegar cada tarea en la persona adecuada dentro del equipo de trabajo.

También es necesaria una cierta flexibilidad entre los trabajadores para que un equipo funcione.

Utilizar la tecnología

La tecnología es una herramienta que aporta muchas soluciones en la gestión de equipos y en el trabajo cotidiano. Un buen software de gestión de recursos humanos como Papershift hace mucho más sencillo disponer de información y datos de calidad sobre los trabajadores de cada equipo.

El software es también un gran aliado para poner en marcha otros instrumentos para mejorar la gestión de equipos como las evaluaciones de desempeño.

Team building

Las actividades de team building ayudan a cohesionar y motivar al equipo. Hay muchas opciones como la organización de comidas de empresa o rutas de senderismo. Se trata, en definitiva, de buscar actividades que reúnan a todos los miembros del grupo en un ambiente más informal que permita estrechar lazos entre todos.

Esta acción enlaza con la necesidad de conocer en profundidad a cada empleado que integra el grupo. Compartir actividades más informales y desenfadadas permite también conocerlos mejor y en lugares distintos al trabajo.



Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.