Las jubilación es uno de los momentos más importantes de la vida del trabajador y las pensiones son uno de los grandes pilares que sostienen el Estado del Bienestar. Disfrutar de una pensión digna es uno de los objetivos que las personas tratan de conseguir con su trabajo y las cotizaciones a la Seguridad Social.

La edad de jubilación y la pensión que debería corresponder se encuentran en un momento de revisión profunda con cambios que ya se están realizando y otros que llegarán. Asegurar el poder adquisitivo de las pensiones y la sostenibilidad del sistema es el difícil equilibrio que se trata de encontrar a través del acuerdo entre el Gobierno y los diferentes agentes sociales.

Jubilación

Definición de jubilación y pensión

La jubilación, es, según el Diccionario Panhispánico del Español Jurídico, el “derecho al descanso de quien, alcanzada una determinada edad y después de trabajar un cierto número de años, abandona su vida laboral activa y pasa a asumir la condición de pensionista, previo cumplimiento de los requisitos legalmente exigidos”.

Por pensión, según este mismo diccionario, se entiende “la prestación económica del sistema de Seguridad Social que cubre la pérdida de ingresos sufrida por una persona cuando cesa en el trabajo o reduce su jornada de trabajo y su salario en los términos legalmente establecidos”.

¿Cómo funciona el sistema de pensiones?

La cotización a la Seguridad Social durante la vida laboral es la que permite disfrutar de una pensión cuando llega el momento de la jubilación. Los años cotizados y la base de cotización que determinará la base reguladora son los dos aspectos que influyen en el cálculo de la pensión.

¿Cuántos años hay que tener cotizados para jubilarse y cuál es la edad de jubilación?

Edad de pensión

Tras la reforma de las pensiones, para poder jubilarse con el 100% de la prestación a los 65 años es necesario haber cotizado durante 37 años y tres meses. Los que hayan cotizado por debajo de esta cifra pueden alcanzar la jubilación a los 66 años. Ésa es la edad de jubilación en 2021.

La edad de jubilación se irá incrementando cada año hasta 2027. A partir de este momento, los que hayan cotizado 38 años y nueve meses o más podrán jubilarse con 65 años y los que coticen menos de 38 años tendrán la edad legal de jubilación en 67 años.

Hay que recordar que todo el sistema de pensiones está en un momento de cambio constante en el que se suceden las modificaciones para garantizar la viabilidad dela estructura de jubilación.

Jubilación anticipada

Después de la aprobación de la reforma, la jubilación anticipada se hace más difícil porque tiene diferentes penalizaciones. En este caso, se ajustan los coeficientes reductores de las jubilaciones anticipadas voluntarias que pasan a ser mensuales y dejan de ser trimestrales. Existen diferentes supuestos.

Por despido

Se puede acceder a la jubilación por despido hasta cuatro años antes de la edad legal, es decir, desde los 63 años, pero con una penalización máxima entre el 24% y el 30% que depende del tiempo cotizado a la Seguridad Social.

Para un supuesto de jubilación con cuatro años de anticipación, las penalizaciones serían: con una cotización menor de 38 años y seis meses, un 30%; con una cotización entre 38 años y seis meses y 41 años y seis meses, una reducción que llega hasta el 28%; y entre 41 años y seis meses y 44 años y medio, una bajada del 26%. Con más de 44 años y medio de cotización se pierde un 24% de la pensión.

Jubilación ordinaria

En el caso de jubilación ordinaria se puede anticipar un máximo de dos años en función de los años cotizados. Para una jubilación con dos años de antelación y menos de 38 años y medio de cotización, la pensión se reduce un 21%; entre 38 años y medio y 41 años y medio, la bajada sería del 19% y con más de 44 años y medio de cotización, la reducción en este caso sería de un 13%

Estas son las cifras para el caso de dos años de anticipación, pero si es solo uno, con la reforma se mejoran los porcentajes de penalización y se pierde menos que con anterioridad.

Bonificaciones para retrasar la jubilación

Los trabajadores que opten por demorar su jubilación tendrán un pago extra que podrá ser con un porcentaje del 4% de la pensión por cada año trabajado de más, un pago único anual que puede llegar a los 12.000€ o una combinación de las dos.

¿Cómo consultar tu jubilación en la Seguridad Social o calcularla?

La forma más fácil de consultar cuándo existe la posibilidad de jubilarse y cuál sería la pensión es utilizar el simulador de jubilación que puede encontrarse en la web de la Seguridad Social.

Si prefieres calcular tú mismo la pensión, hay dos datos que no pueden faltar: las bases de cotización y los años cotizados a la Seguridad Social, en el caso de una pensión general sin condiciones especiales.

La base reguladora es la media de las bases por las que ha cotizado el trabajador en los últimos años de actividad laboral. En 2021 se tienen en cuenta los últimos 24 años y en 2022 los últimos 25 años.

Por un lado hay que sumar las bases de cotización. Por el otro, se multiplica el número de pagas de la pensión, 14, por el número de años de cotización que se tienen en cuenta. La suma de las bases de cotización se divide por el resultado de la multiplicación y el resultado es la base reguladora.

A partir de aquí solo habrá que aplicar un porcentaje en función de los años cotizados para saber si se llega al 100% de la pensión.

Todavía están por determinar el factor de sostenibilidad y el índice de equidad intergeneracional que debe servir para garantizar el futuro del sistema. Actualmente, el objetivo es vincular la revalorización de las pensiones al IPC.

Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.