Presentismo laboral

El número de empleados que asisten a su trabajo para desarrollar actividades ajenas a su labor, ha aumentado de forma alarmante, convirtiéndose en un problema que hoy se conoce como presentismo laboral.
Presentismo laboral

El presentismo laboral, acudir a trabajar, pero dedicar el tiempo en el trabajo a otras tareas, es un problema que ha aumentado durante los últimos años. Difícil de trasladar a datos medibles en toda su magnitud, esta situación a medio camino del absentismo tiene especial incidencia en España donde las largas jornadas de trabajo en comparación con el resto de países europeos hacen que el presentismo o síndrome de “calentar la silla”, como se conoce de forma coloquial, pueda darse con más facilidad.

¿Qué se entiende por presentismo laboral de un trabajador en la empresa?

Hay presentismo laboral cuando un empleado accede a su puesto de trabajo, pero no realiza las tareas que tiene encomendadas. Este trabajador destina parte de su jornada laboral a otras cuestiones que van desde las redes sociales hasta aspectos relacionados con su vida personal.

El presentismo influye directamente en la productividad de los empleados. Si la productividad de los trabajadores se incrementa cuando logran mejores resultados en menos tiempo, con el presentismo, la empresa destina los mismos o más recursos al trabajador y obtiene un rendimiento muy inferior al dedicar su tiempo a cuestiones ajenas a la empresa.

La llegada de la pandemia y el estrés y los problemas psicológicos que ha generado ha desembocado también en un incremento del presentismo y en que aumente el número de empleados que rinden menos en el puesto de trabajo al padecer problemas de ansiedad o por la inquietud por familiares o amigos.

Diferencias entre presentismo y absentismo laboral en las empresas

El término “presentismo laboral” nace como contraposición al “absentismo laboral” y como una forma de dejar claro que se trata de situaciones diferentes, aunque, en última instancia, el presentismo casi puede considerarse una forma de ausentismo laboral, aunque con la presencia de los empleados en las empresas.

El presentismo laboral puede ser una alternativa de los empleados para evitar el absentismo, pero acaba teniendo resultados muy parecidos porque el rendimiento de los trabajadores baja mucho al dedicar demasiado tiempo a cuestiones ajenas a la jornada laboral. Puede convertirse, además, en un paso previo antes de llegar al absentismo.

Ahora bien, las causas que llevan al presentismo laboral no corresponden solo a los empleados, la organización laboral y otros aspectos relacionados con la estructura y funcionamiento de la organización pueden tener como consecuencia no deseada el presentismo.

Causas del presentismo laboral de las que son responsables los empleados

En este caso, las causas que pueden llevar al presentismo son muy variadas. Desde el intento de aparentar un esfuerzo extra que no existe hasta el uso de redes sociales personales o el uso excesivo de correo electrónico personal, aplazar las tareas más pesadas o llevar a cabo un gran número de pausas para fumar, comer, etc. son algunas de las posibilidades, aunque puede haber muchas más.

Más del 90% de las empresas, según estudios de Adecco, reconocen que sus trabajadores hacen uso de la tecnología para asuntos personales durante el horario de trabajo.

Causas del presentismo laboral con responsabilidad de la empresa

No solo los trabajadores pueden ser los responsables del presentismo laboral. En muchas ocasiones es la mala organización de la empresa la que acaba llevando a que el trabajador pierda horas en su trabajo sin poder llevar a cabo tareas productivas. Son muchas las razones que llevan al presentismo laboral y que puede mejorar la empresa.

Temor al despido

La amenaza constante del despido y un temor excesivo a perder el empleo lleva, en muchas ocasiones, a que el trabajador esté en su puesto de trabajo simplemente por estar, sin que su presencia aporte nada al funcionamiento de la empresa. Evitar esa amenaza constante sobre los empleados permite aumentar su productividad y que realicen las horas necesarias sin tener que llevar a cabo más solo por temor.

Exceso de carga de trabajo

Una carga de trabajo demasiado elevada suele tener como resultado un caída en la productividad del trabajador que se acaba enfrentando a objetivos y resultados inalcanzables. Lejos de ayudar a una mayor productividad, esta situación acaba teniendo como consecuencia el presentismo laboral.

Jornada laboral demasiado larga

Puede parecer también una excesiva carga de trabajo, pero en muchos casos no lo es y, simplemente, la jornada laboral se prolonga sin que esas horas que se dedican al trabajo acaben teniendo un resultado visible en el rendimiento de la empresa.

Falta de motivación

Es uno de los aspectos en los que suele haber mucho espacio para mejorar. La motivación a través del establecimiento de objetivos, la formación continua y un sistema de recompensas es clave para que los trabajadores traten de extraer el máximo de cada una de las horas que dedican a trabajar.

También ayuda a mejorar la motivación evitar la realización de tareas repetitivas y monótonas en el puesto de trabajo.

Papershift
La organización de tu empresa en la nube
  • Programación de turnos
  • Control horario
  • Gestión de las vacaciones
  • Cálculo automático de la nómina
  • Análisis de datos e informes
Prueba Papershift 14 días gratis y sin compromiso.
Prueba 14 días gratis

Consecuencias del presentismo laboral

Disminución de la productividad

Es una de las consecuencias del presentismo laboral más lógica y visible. La pérdida de horas en otras actividades distintas a las relacionadas con la empresa se acaba traduciendo en una pérdida de la productividad del trabajador que rinde menos de lo que se espera de él.

Empeora el ambiente laboral

El presentismo laboral no pasa desapercibido en la empresa. El resto de compañeros lo ven y acaba teniendo repercusiones muy negativas en el ambiente de trabajo que se ve enrarecido por el mayor esfuerzo que realizan algunos trabajadores frente a otros.

Efectos psicológicos sobre los trabajadores

El presentismo laboral puede convertirse fácilmente en el paso previo al absentismo laboral. El presentismo suele estar acompañado del síndrome de burnout del trabajador y, en muchos casos, puede derivar en depresión. La desmotivación y el sinsentido de dedicar más horas al trabajo sin llegar a obtener resultados claros lleva al presentismo laboral y puede terminar en ausentismo.

Caída de la calidad del trabajo

Evidentemente, un proyecto o unas determinadas tareas no pueden dar el mismo resultado con trabajadores motivados y dispuestos a esforzarse al máximo para lograr los objetivos que con empleados que solo aspiran a ver pasar las horas de una extenuante jornada laboral.

Tecnopresentismo

El tecnopresentismo es una tendencia que se está detectando durante los últimos años en las empresas y que viene de la mano del teletrabajo o trabajo en remoto. El hecho de trabajar en casa propicia que, en algunas ocasiones, los empleados dediquen tiempo a las tareas domésticas y descuiden el trabajo para su empresa en una nueva forma de presentismo que las empresas empiezan a detectar con fuerza.

Es una situación que se va dando cada vez más y para la que las empresas empiezan a buscar soluciones, siempre teniendo en cuenta los límites que marca el derecho a la privacidad de los trabajadores.

Medidas para acabar con el presentismo laboral

Aplicando un software de control horario adecuado

Es la premisa sobre la que empezar a actuar porque un software de gestión de ausencias y control horario permite conocer de primera mano la horas trabajadas en la empresa por cada trabajador y cuál ha sido su productividad. De esta forma, se puede detectar el presentismo laboral de forma precoz y antes de que pueda convertirse en un problema extendido a toda la empresa.

A partir de ahí, la actuación frente al presentismo laboral es mucho más sencilla porque los casos más claros están identificados y se conoce mejor qué es lo que puede llevar a que se produzcan. Si el presentismo laboral es consecuencia de desajustes en la organización de la empresa, con un software de gestión de ausencias es mucho más fácil detectarlo.

Creando un reglamento de uso de la tecnología

Son muchas las empresas que optan por crear un reglamento sobre el uso de tecnologías como Internet o el móvil en el puesto de trabajo y lo cierto es que esta medida suele dar muy buen resultado. Limitar la disponibilidad de estas tecnologías y ayudar a un uso más responsable permite reducir en gran medida el presentismo laboral.

Mejorar la flexibilidad horario y dejar la puerta abierta al teletrabajo

Una cierta flexibilidad en las horas de entrada y salida al trabajo puede ser muy beneficiosa para acabar con el presentismo laboral en las empresas. Hacen innecesario el principal problema que lleva aparejada esta práctica: pasar horas en el puesto de trabajo sin hacer nada. Si se han alcanzado los objetivos del día y se han llevado a cabo las tareas pendientes, no es necesario continuar trabajando sin ofrecer ningún rendimiento.

A pesar de que el tecnopresentismo es cada día un problema más presente, el teletrabajo puede ser también una alternativa interesante para determinados grupos de trabajadores y una de las medidas que puede contribuir a reducir el presentismo.

Involucrar más al empleado y mejorar la comunicación

Hacer partícipe al trabajador de los resultados, objetivos y procedimientos de la empresa lo hará mucho más responsable de su funcionamiento y ayudará a que las ausencias disminuyan. También es importante mejorar y ampliar los canales de comunicación para conocer de primera mano las sugerencias y propuestas de los trabajadores que pueden ayudar a mejorar el centro de trabajo y reducir el presentismo laboral.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!

Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.



Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.