Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.

Cuota autónomos: cuánto se paga en 2021 y qué pasará con la nueva reforma

La cuota de autónomos no ha dejado de cambiar durante los últimos años y lo hará aún más con la aprobación de la nueva normativa que está preparando el Gobierno.

Esta cuota es uno de los pagos más importantes que afronta la mayor parte de los autónomos y que determina su contabilidad y la viabilidad del proyecto profesional. Aquí trataremos de conocer el importe y los detalles de la cuota de autónomos en 2021 y cómo se espera que sea en la nueva reforma que cambiará completamente el escenario para los autónomos al vincular la cuota a los ingresos y que, previsiblemente, llegará en 2022.

¿Qué es la cuota de autónomos a la Seguridad Social?

La cuota de autónomos no es más que el pago mensual que deben hacer todos los autónomos en concepto de cotizaciones a la Seguridad Social. Si en el caso de los trabajadores por cuenta ajena, la cotización la realiza la empresa en nombre del empleado, en el caso de los trabajadores por cuenta propia son ellos mismos los que deben abonar esta cuota.

Desde el momento en el que se da de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) el trabajador está obligado a realizar estas aportaciones a la Seguridad Social. La cotización a la Seguridad Social se realiza por cada día en el régimen especial y se liquida normalmente de forma mensual por lo que en el mes de alta o baja se paga proporcionalmente a los días trabajados.

¿Para qué sirve la cuota de los trabajadores por cuenta propia?

Esta cuota es muy importante para el autónomo porque establece las prestaciones que recibirá en diferentes conceptos. En concreto, la cuota cubre las prestaciones por cese de actividad o bajas por enfermedad o accidente y sirve para determinar la cuantía que tendrá finalmente la jubilación del trabajador.

Es, por tanto una cuota que adquiere mayor importante para el autónomo a medida que pasan los años y especialmente a partir de los 47 años.

Hasta 2018, los autónomos solo tenían la obligación de cotizar por contingencias comunes, pero desde el Real Decreto 28/2018, la obligatoriedad de la cotización a la Seguridad Social se amplía a las contingencias profesionales, cese de actividad y formación continua como ocurre con los trabajadores por cuenta ajena.

¿Cómo se calcula la cuota de cotización?

La cuota de autónomos se calcula en función de la base de cotización que elige el autónomo al darse de alta o en cualquier otro momento de su vida profesional. Esta base de cotización se puede entender como el sueldo que espera conseguir el autónomo con su actividad.

Las opciones para escoger la base se mueven entre una base mínima de cotización y una máxima que se fijan cada año a través de los Presupuestos Generales del Estado o, en su defecto, mediante un Real Decreto del Gobierno.

La mayoría de los autónomos, el 52,38% según la Seguridad Social, opta por la base mínima de cotización a la Seguridad Social. Una base superior siempre supone disfrutar de más prestaciones.

Cálculo cuota de cotización

¿Cuál es la cuota de autónomos de 2021?

Según la base de cotización que tenga cada autónomo, a ella se aplicarán los porcentajes que determinarán lo que debe pagar a la Seguridad Social en la cuota de autónomo final.

En 2021 estaba previsto un incremento global de la cuota de autónomo del 0,3%. Este aumento se iba a repartir en un 0,1% en cese de actividad y un 0,2% en contingencias profesionales. La pandemia retrasó primero esta subida al 1 de junio y, cuando llegó esta fecha, la Seguridad Social anunció que el aumento no se llevará a cabo hasta que se aprueba el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Cuando se apruebe la subida, la cuota de autónomo quedará repartida de la siguiente forma:

  • Contingencias comunes

Se queda en el 28,3% de la base.

  • Contingencias profesionales

Suben del 1,1% al 1,3% de la base.

  • Cese de actividad

Pasa de 0,8% a 0,9%.

  • Formación profesional

Sigue en un 0,1%.

La suma de todos estos porcentajes dejaría como resultado un 30,6% sobre la base de cotización. Esto es la cuota que debe pagar el autónomo a la Seguridad Social cuando se produzca la subida del SMI.

Cuando llegue el incremento del SMI, la base mínima de cotización en 2021 es de 944,40€ y los trabajadores autónomos que la tengan deben abonar 288,98€ al mes a la Seguridad Social. Hasta entonces, la cuota es de 286,15€.

La base máxima de cotización es de 4.070,10€ al mes y por ella habría que pagar 1.245,45€ mensuales cuando se apruebe el nuevo SMI. En la actualidad la cuota sería de 1.233,20€.

Tarifa plana para nuevos autónomos

Los nuevos autónomos que se dan de alta por primera vez o los que lo vuelven a hacer después de dos años de baja pueden acogerse a la tarifa plana para la cuota de autónomos. En el caso de que se haya disfrutado antes de esta bonificación tendrá que pasar un periodo de tres años sin estar de alta en el RETA para poder volver a solicitarla.

Con esta tarifa, la cuota de autónomos se queda en solo 60€ durante los primeros 12 meses y con sensibles reducciones durante los meses siguientes. Solo los autónomos con la base de cotización mínima pueden beneficiarse de la tarifa plana en la cuota de autónomos.

La tarifa plana puede prolongarse hasta 36 meses en el caso de los hombres menores de 30 años y las mujeres menores de 35 años. Si están por encima de esa edad, el periodo máximo para disfrutar de esta cuota de autónomo reducida es de 24 meses.

La tarifa plana deja la cuota de autónomo en 60€ durante el primer año. A partir del mes 13 hasta el 18, la reducción de la cuota es del 50% sobre la base de cotización. Del mes 18 al 24, el ahorro es del 30% y hay un cuarto tramo solo para autónomos menores de 30 años y autónomas menores de 35 años en los que la reducción del 30% se prolonga hasta los 36 meses.

Los autónomos colaboradores no pueden acogerse a la tarifa plana porque tienen sus propias bonificaciones en la cotización y los autónomos societarios sí pueden hacerlo, pero con condiciones distintas.

También hay otras ayudas para reducir la cotización dirigidas a diferentes colectivos como discapacitados, maternidad o paternidad, etc.

¿Cuándo se paga la cuota de autónomo?

Los autónomos deben ingresar la cuota a la Seguridad Social durante el mes y, si está domiciliada, suele cobrarse el último día del mes.

En caso de retraso, si es de un mes, el autónomo tendrá un recargo del 10% de la cuota que se incrementará al 20% si el retraso supera los 30 días.

Autónomo societario

Los autónomos societarios o los que tienen más de diez trabajadores a su cargo tienen una base más alta y, por tanto, también pagan una cuota más elevada.

En 2021, un autónomo societario con su base mínima cotizará por 1.214,10€ con una cuota mensual de 371,51€.

Los autónomos societarios también pueden acogerse a la tarifa plana, aunque con condiciones distintas a las del resto de autónomos. A partir del año de actividad y hasta el mes 18 pueden disfrutar de un 50% de bonificación. Del mes 18 al 24 la reducción es del 30% y del mes 24 al 36 el ahorro es del 30%, pero solo para autónomos menores de 30 años y autónomas que estén por debajo de los 35 años.

Autónomo colaborador

Un autónomo colaborador es un familiar directo que trabaja con un autónomo. En este caso tienen unas bonificaciones especiales que son del 50% de la cuota durante los primeros 18 meses y del 25% de la cuota durante los seis meses siguientes.

Autónomo con pluriactividad

Los autónomos con pluriactividad son los que, además de trabajar por cuenta propia, lo hacen también por cuenta ajena recibiendo un salario.

En este caso la cuota se verá afectada en función de si el contrato de trabajo es a tiempo completo o parcial. Si es a tiempo completo, el autónomo pagará el 50% de la base mínima durante los primeros 18 meses y el 75% en los 18 meses siguientes.

Si el contrato es a tiempo parcial pagará el 75% de la base mínima los primeros 18 meses y el 85% los 18 meses siguientes.

Nueva normativa

Aunque todavía no se ha aprobado la nueva normativa sobre cotización de autónomos que se espera que llegue en 2022, algunos medios de comunicación como elEconomista.es ya han empezado a adelantar algunas de las líneas maestras de este nuevo sistema.

Las primeras informaciones apuntan a un sistema de cotización en 13 tramos en el que se cotizará en función de los ingresos con una cuota que puede ir desde los 90€ hasta los 1.220€ mensuales. A estas cifras se llegará después de un periodo de transición de nueve años en los que se irá ajustando la cuota desde el actual sistema hasta el nuevo centrado en los ingresos.

La entrada en vigor de este nuevo sistema se espera que se produzca en 2023 con un primer modelo mixto que se irá transformando hasta dejar solo cuotas por ingresos en 2030.

La reforma pretende también elevar a seis el número de veces que se puede cambiar de tramo durante el año. Actualmente y desde la última reforma se puede cambiar hasta en cuatro ocasiones durante el año.

Cotizaciones en 2023

Aunque todavía es un proyecto que ha de debatirse en profundidad, de aplicarse el nuevo sistema tal y como prevé la propuesta inicial, el comienzo mixto del nuevo sistema dejaría una cuota de autónomo de 200€ al mes para los que tengan unos rendimientos de hasta los 3.000€.

Cuando transcurran los nueve años, este colectivo pagaría 90€ mensuales al quedar vinculado definitivamente el pago de la cuota a los ingresos.

En el otro extremo, los autónomos con más ingresos y rendimientos superiores a 48.841€ tendrán una cuota de 400€ mensuales en 2023 y una cuota de 1.220€ en 2030. Estos últimos casos con unos rendimientos más elevados serán los que más notarán la reforma al incrementarse sustancialmente la cuota a la Seguridad Social.

Las críticas de los colectivos de autónomos a este primer esbozo de la nueva normativa se han centrado sobre todo en el periodo transitorio de nueve años que estiman que es demasiado largo y debería reducirse a un máximo de tres años. Consideran que los autónomos tienen que hacer frente ya a una sobrecotización que no les corresponde y que alargar esta situación durante tanto tiempo sería insostenible.

Todas estas previsiones, de cualquier forma, tienen que pasar todavía por un proceso de negociación tanto con las asociaciones profesionales como con el resto de grupos políticos hasta ser aprobadas finalmente por lo que pueden experimentar importantes modificaciones.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!