Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.

Tarifa Plana de Autónomos: cómo aprovecharla y pagar solo 60€

La cuota de la Seguridad Social que mensualmente deben abonar los autónomos es uno de los pagos que llevan a muchos emprendedores a pensarse dos veces el lanzamiento de un negocio.

España cuenta con una de las cuotas más elevadas entre los países de su entorno y la Tarifa Plana para Autónomos tiene como objetivo ayudar a que ese primer paso para convertirse en trabajador por cuenta propia sea más sencillo. De hecho, más de un millón de personas la han aprovechado desde su creación en 2013 y se han transformado en nuevos autónomos.

Si estás pensando darte de alta como autónomo y abrir tu propio negocio, aquí encontrarás las claves para poder beneficiarte de esta tarifa plana de 60 euros.

¿Qué es la tarifa plana autónomos?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que esta tarifa está diseñada para los nuevos autónomos y no pueden beneficiarse de ella los que ya lo son. Se trata de una iniciativa que tiene como objetivo favorecer al autoempleo.

La tarifa plana para autónomos es una reducción temporal de la cuota mensual de la Seguridad Social. Si la cuota mínima en el régimen de autónomos se sitúa en 286,15€, con la tarifa plana, la cuota a la Seguridad Social pasa a ser de 60 euros mensuales.

Aunque se habla de tarifa plana, en realidad lo que entendemos por tarifa plana comprende un primer periodo de un año con una tarifa única de 60 euros y reducciones significativas en la cuota durante los meses siguientes hasta un límite máximo que variará en función de las circunstancias del autónomo.

La tarifa plana está teniendo un gran éxito, a pesar de las críticas que genera porque muchos autónomos cesan en su actividad cuando se termina, pero tiene fecha de caducidad. En 2022 está previsto que el Gobierno apruebe un nuevo sistema de cotización por ingresos reales que cambie completamente el sistema de cotización a la Seguridad Social y haga innecesaria esta tarifa de 60 euros.

Requisitos de la tarifa plana para trabajadores por cuenta propia

Para poder beneficiarse de la tarifa plana de 60 euros para autónomos hay que cumplir una serie de requisitos.

Ser nuevo autónomo o no haberlo sido durante dos años

Como ya hemos mencionado, no pueden aprovecharla los trabajadores por cuenta propia que ya están dados de alta en el Registro de Autónomos. Solo puede obtener esta tarifa de 60 euros el que se registra por primera vez o no ha estado dado de alta como autónomo durante los últimos dos años.

En el caso de que se haya disfrutado de la bonificación con anterioridad, el periodo que debe transcurrir sin estar de alta para poder volver a disfrutar de la reducción en la cuota de la Seguridad Social se incrementa de dos a tres años.

No ser autónomo colaborador

El autónomo colaborador es una figura especial recogida en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos diseñada para los familiares directos de un trabajador por cuenta propia con el que colaboran en su actividad.

Un autónomo colaborador no puede acceder a la tarifa plana de 60 euros porque cuentan con su propia bonificación que asciende al 50% de la cuota.

No tener deudas con Hacienda

Para poder beneficiarse de la tarifa plana, los nuevos autónomos no pueden tener deudas con la Seguridad Social ni con Hacienda.

Autónomos con pluriactividad

Un caso especial es el de los autónomos con pluriactividad, es decir, los que trabajan por cuenta propia y como asalariados de terceros.

Estos trabajadores tienen que elegir si quieren acogerse a la tarifa plana de autónomos o prefieren las reducciones de la base de cotización del 50% por pluriactividad. No se puede disfrutar de las dos bonificaciones, deben optar por una de las dos.

Otro caso que genera dudas es el de los socios de cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales. Aquí sí que pueden acogerse a la tarifa plana de autónomos con las mismas condiciones que el resto.

Autónomos con pluriactividad

Tarifa plana y maternidad

Las mujeres que se convierten en nuevos autónomos tras la maternidad y antes de dos años desde el nacimiento también pueden beneficiarse de la tarifa plana para autónomos de 60€ durante 12 meses. No hace falta haberse dado de baja en el RETA para beneficiarse de la tarifa al volver a ser autónoma. En este caso no se aplica la obligación de haber estado dos o tres años sin ser autónomo para disfrutar de la tarifa plana.

Tarifa plana para personas con discapacidad, víctimas de la violencia de género o del terrorismo

En estos casos, los autónomos cuentan con la tarifa plana de 60€ durante los primeros 24 meses con la cotización con base mínima o la reducción del 80% si la base es mayor. Desde el mes 25 hasta el 36 contarán con una bonificación del 50% de la cuota mínima por contingencias comunes.

Requisitos para autónomos de localidades de menos de 5.000 habitantes

Los nuevos autónomos que están empadronados en localidades de menos de 5.000 habitantes pueden disfrutar de la tarifa plana para autónomos durante un año más y tener esta bonificación durante un periodo de tres años.

Para lograrlo deben cumplir algunos requisitos más que se suman a los anteriores:

  • Las personas que van a iniciar su actividad como trabajadores por cuenta propia tendrán que estar empadronados en el municipio de menos de 5.000 habitantes en el momento del alta como autónomo en la Seguridad Social. Tendrán que continuar empadronados en la misma localidad durante, al menos, los cuatro años siguientes.
  • Tendrán que darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y mantenerse en él durante un mínimo de dos años.
  • Registrar el alta también en la Agencia Tributaria para certificar que la actividad se realiza en un municipio de menos de 5.000 habitantes.

Cómo queda la cotización a la Seguridad Social con la tarifa plana

La tarifa plana se conoce también como la tarifa plana de 60 euros mensuales, pero esta cuota reducida es la que se paga en un primer momento si se cotiza por la base mínima. Después, las cosas cambian.

A partir del año, durante los meses siguientes hay una reducción de la bonificación que se produce sobre la base mínima de cotización y el tipo mínimo de cotización.

La base de cotización es la remuneración mensual de referencia que el autónomo elige pagar a la Seguridad Social cuando se da de alta. Cada año se establece un mínimo y un máximo para la base de cotización que delimitan la cuota que los autónomos pagan a la Seguridad Social.

Si se cotiza por encima de la base mínima, la tarifa plana supone reducir la cuota por contingencias comunes en un 80% y no se aplican los 60€ mensuales.

En 2021, la base mínima de cotización es de 944,40€ mensuales y la base máxima está en 4.070,10€. Teniendo en cuenta los cuatro tramos existentes, la tarifa plana queda así en 2021:

  • Los 12 primeros meses

La tarifa plana de 60 euros mensuales permite pagar una única cuota con esta cantidad durante los 12 primeros meses. Esta cuota cubre tanto la cotización por contingencias comunes a la que corresponden 51,50€ como las contingencias profesionales para las que van 8,50€.

Durante la tarifa plana, los autónomos que se han acogido a ella quedan exentos de cotizar por cese de actividad y por formación profesional y solo lo hacen por contingencias comunes y profesionales.

  • Desde el mes 13 al 18

Tras los primeros meses, la reducción es del 50% sobre la cuota base a la Seguridad Social y la tarifa plana de 60 euros se queda en 144,50€.

  • Desde el mes 19 al 24

Durante los meses siguientes, el pago es de 202,30€ con una reducción del 30% sobre la base mínima.

  • Desde el mes 25 al 36

Los autónomos menores de 30 años y las autónomas menores de 35 años tienen una bonificación adicional de la cuota del 30% sobre la base mínima que se aplica en los meses siguientes al 24 hasta el 36.

¿Cuánto tiempo dura la tarifa plana para autónomos?

De acuerdo con lo mencionado anteriormente, la duración de la tarifa plana para autónomos estará en función de la edad del trabajador autónomo. Los autónomos menores de 30 años y las autónomas menores de 35 años se podrán beneficiar de bonificaciones en la cuota por un periodo de 36 meses al contar con un tramo adicional.

En el caso de los hombres mayores de 30 años o las mujeres por encima de los 35 años, el periodo máximo para disfrutar de la tarifa plana de autónomos es de 24 meses. Pasado este plazo concluirá la bonificación si no son menores de 30 años en el caso de los hombres o 35 si son mujeres.

¿Qué pasa si me doy de baja unos meses?

Hay que tener en cuenta que no existe la posibilidad de las bajas temporales de la Seguridad Social para los autónomos. Si un trabajador autónomo se da de baja, después tendrá que volverse a dar de alta como autónomo para volver a ejercer.

Por eso, un autónomo que se da de baja mientras disfruta de la tarifa plana pierde inmediatamente la bonificación. La única forma de volver a disfrutarla será esperar tres años para estar habilitado para volver a solicitar la tarifa plana.

Este es uno de los argumentos que hay que tener en cuenta cuando llega un periodo incierto y se produce la tentación de darse de baja del registro de autónomos. Si se está con la tarifa plana hay que pensarlo mucho para no perder las bonificaciones.

¿Cómo solicitar la tarifa plana para autónomos?

No hace falta solicitar la tarifa plana de autónomos porque se aplica en el momento de darse de alta como autónomo. Si se cumplen los requisitos, cuando se lleva a cabo la inscripción en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y por tanto se produce el alta como autónomo, las bonificaciones se ponen en marcha sin necesidad de solicitar la tarifa plana expresamente.

Hay que recordar que para tener el alta como autónomo hay que realizar previamente el alta censal en la Agencia Tributaria con la que se comunica que se va a realizar una actividad profesional.

Hay que darse de alta en la Agencia Tributaria con los modelos 036 o 037 y en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) con el modelo 840. Es muy probable que no se vaya a pagar el IAE porque solo se abona si se factura más de un millón de euros anuales, pero es obligatorio estar dado de alta en él aunque finalmente no se abone.

Por último, para beneficiarse de esta bonificación en la cuota de la Seguridad Social hay que estar dado de alta en el RETA. El periodo para pedir el alta en el RETA desde la comunicación del inicio de actividad de la Agencia Tributaria es de 30 días y el formulario para el alta en el régimen especial es el TA 0521.

¿Cómo elegir la base de cotización a la Seguridad Social?

Para disfrutar de la tarifa plana para nuevos autónomos hay que elegir la base de cotización mínima. En el caso de optar por bases superiores, la reducción de la cuota será del 80% durante los 12 meses. A partir del año, las condiciones de las bonificaciones son similares sea cual sea la base de cotización elegida.

Hay que recordar que cuanto mayor sea la base de cotización, mejores serán las prestaciones sociales que recibirá el trabajador por conceptos como desempleo, incapacidad temporal o jubilación. La base de cotización se puede cambiar hasta cuatro veces en un año.

Autónomos societarios

Los autónomos societarios también pueden disfrutar de la tarifa plana, pero, en su caso, al tener una cotización con una base superior a la mínima, solo pueden beneficiarse de una bonificación del 80% sobre la cotización por contingencias comunes.

De esta forma, los autónomos societarios pagan algo más de los 60€ que abonan los trabajadores por cuenta propia con una base de cotización mínima con tarifa plana. Al igual que con el resto de autónomos, la bonificación que ofrece la tarifa va reduciéndose progresivamente una vez han pasado 12 meses.

El reconocimiento a los autónomos societarios de que también pueden beneficiarse de la tarifa plana ha llegado hace poco, en 2020, y tiene efectos retroactivos por lo que puede reclamarse la parte correspondiente de años anteriores. El periodo para reclamar es de cuatro años.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!