La indemnización por despido es la compensación que recibe un trabajador cuando la empresa decide que finalice la relación laboral que mantiene con él. Cada tipo de despido tiene una indemnización diferente que se calcula de forma diferente.

El Diccionario de la Real Academia Española define indemnizar como: “resarcir de un daño o perjuicio, generalmente mediante compensación económica”. En este caso, la compensación llega por un despido o situación que no estaba prevista.

Calcular la indemnización por despido

Hay que recordar que finiquito e indemnización son dos cosas diferentes. El finiquito se cobra siempre, también cuando se produce la finalización del contrato, y es la liquidación de todos los aspectos que corresponden al trabajador, pero no han sido todavía abonados como días trabajados desde la última nómina, horas extra y otros.

La indemnización varía en función de las circunstancias del despido y se puede entender como el pago de una compensación por los días no trabajados.

Hay tres aspectos básicos que es necesario tener en cuenta para el cálculo de la indemnización por despido: salario diario del trabajador, antigüedad y el tipo de despido que ha escogido la empresa.

Días de salario

Para el cálculo de la indemnización por despido es necesario conocer el salario diario. Tan solo hay que sumar el salario bruto de los 14 meses (12 ordinarios+pagas extra) y dividir el resultado entre los 360 días laborables del año y obtendremos el salario diario.

Dentro de esta suma no entrarían dietas, aportaciones a planes de pensiones de la empresa o pluses.

Antigüedad

Para tener la antigüedad calculada en número de años hay que tener en cuenta los años trabajados desde el inicio de la relación laboral. A partir de ahí, para añadir los días trabajados sin llegar a un año solo hay que coger el número de días y dividirlos entre 360 y sumar el resultado al número de años.

Tipos de despido y cálculo de la indemnización

A cada tipo de despido le corresponde un determinado cálculo de la indemnización. En función del despido elegido por la empresa se podrá saber la indemnización que le corresponde.

Indemnización por despido improcedente

Un despido improcedente es el que se realiza sin causa justificada o sin haber realizado adecuadamente el despido.

La fecha clave para el cálculo de la indemnización por despido improcedente es el 12 de febrero de 2012 con la entrada en vigor de la nueva Reforma Laboral. Los trabajadores con contratos anteriores al 12 de febrero de 2012 tienen una indemnización por despido improcedente de 45 días de salario por año trabajado desde el inicio de la relación laboral con un máximo de 42 mensualidades.

Los trabajadores con contratos posteriores a febrero de 2012 disfrutarán de una indemnización de 33 días de salario por año trabajado con un límite que baja a 24 mensualidades desde las 42 mensualidades de los contratos anteriores.

También se asimila a esta indemnización el despido que puede pedir el trabajador por incumplimiento grave del empresario.

Tras una sentencia que declara un despido improcedente, el empresario puede pagar la indemnización o readmitir al trabajador. Si lo readmite no tendrá que pagar ninguna indemnización, pero sí deberá abonar los salarios de tramitación desde el momento del despido hasta la notificación de la sentencia.

Indemnización por despido por causas objetivas

Se trata de un despido válido en el que la extinción del contrato se produce por causas que no pueden imputarse al trabajador. La indemnización por despido objetivo depende del tipo concreto de despido y en este caso no influye la Reforma Laboral del 12 de febrero de 2012. Hay dos clases:

  • Despido objetivo procedente

En este caso la indemnización por despido objetivo es de 20 días por año trabajado con un límite máximo de 12 mensualidades. También aquí entrarían los despidos por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas y los debidos a fuerza mayor que tendrían una indemnización equivalente.

  • Despido objetivo disciplinario

Se produce cuando el trabajador incurre en incumplimientos graves como: faltas de asistencia repetidas o injustificadas, indisciplina, ofensas verbales o físicas al empresario o sus compañeros, abuso de confianza, disminución del rendimiento y otros. No tiene indemnización por despido.

El despido disciplinario puede ser recurrido y, si se declara improcedente, el trabajador tendría derecho a su indemnización.

Indemnización por despido colectivo

Este despido, propio, por ejemplo, de los ERE, es también un despido objetivo en el que se tiene derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades. También tienen esta indemnización equivalente de 20 días por año trabajado con límite de 12 mensualidades los trabajadores despedidos por extinción de la personalidad jurídica de la empresa.

Indemnización por modificación sustancial de las condiciones de trabajo

En este caso es el trabajador el que lleva a cabo la extinción del contrato de forma unilateral al modificarse mucho las condiciones de trabajo. La indemnización es de 20 días de salario por año trabajado, pero con un límite de 9 mensualidades.

Indemnización en contratos por obra y servicio y temporales

No es exactamente un despido, pero la extinción de contrato por obra y servicio o temporal también tiene derecho a una indemnización por despido. Es de 8 días de salario por año trabajador para los contratos firmados hasta 2011. 9 días de salario para los firmados a partir del 1 de enero de 2012. 10 días de salario por año trabajado desde el 1 de enero de 2013. 11 días a partir de 2014 y 12 días desde 2015.

Despido nulo

Un despido nulo no tiene indemnización. El trabajador debe ser readmitido con las mismas condiciones que marcaba su contrato de trabajo y se le deben abonar los salarios de tramitación. Puede haber indemnización por daños morales si se produce por algún tipo de discriminación.

Cómo calcular la indemnización por despido con rapidez

 

Indemnización por despido

Un software de gestión y control de horarios y vacaciones hace mucho más sencillo calcular las indemnizaciones por despido. Todos los días trabajados por cada trabajador están almacenados y se puede conocer rápidamente la indemnización que implica despedir a un trabajador y cómo puede variar en función del tipo de despido que se aplique.

¡Prueba 14 días gratis!

Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.