Ley de empleo

La ley de empleo es el instrumento que permite regular y ordenar las políticas públicas de promoción del empleo y de atención a desempleados.
Ley de empleo

El Estado juega un papel fundamental en la promoción del empleo y debe asegurar un marco laboral que fomente el empleo de calidad y que ofrezca atención y seguridad a las personas que lo pierden.

Este objetivo es el que se persigue con la ley de empleo, la norma que regula las políticas activas de empleo, los servicios públicos de empleo y la atención que reciben las personas que quedan en situación de desempleo.

Ley de empleo en España

El Consejo de Ministros aprobó en diciembre de 2021 el anteproyecto de ley de empleo, la Estrategia Española de Apoyo Activo al Empleo 2021-2024 y el Plan Anual de Política de Empleo.

El anteproyecto es especialmente relevante porque es la base sobre la que se aprobará en un plazo de tiempo muy breve la nueva ley de empleo. Tal y como se desprende del anteproyecto, la nueva ley pretende actuar en dos frentes: mejorar y reforzar las políticas activas de empleo públicas y dar a empresas, trabajadores y desempleados herramientas para potenciar el empleo de calidad.

Desde el Gobierno se defiende que la nueva ley de empleo nace del diálogo social con empresas y sindicatos y pretende ser fruto del consenso. Sin embargo, sindicatos como UGT aseguran que el diálogo social no ha estado presente en la gestación del anteproyecto de la nueva ley de empleo y que es necesario impulsarlo en esta etapa de su tramitación.

A falta de las modificaciones que pueda sufrir antes de su aprobación definitiva como ley, estos son algunos de los cambios más relevantes del anteproyecto.

Transformación del Servicio Público de Empleo Estatal

El Servicio Público de Empleo Estatal sufrirá profundos cambios. Para empezar, desaparecerá como tal y pasará a denominarse Agencia Española del Empleo.

No se trata solo de un cambio de nombre, desde el Gobierno se pretende actualizar y digitalizar sus servicios para ganar agilidad y rapidez y terminar con las citas previas, las esperas y buena parte de la documentación que necesitan los trámites relacionados con el Servicio Público de Empleo Estatal.

El desarrollo de las políticas activas de empleo quedará en manos de esta nueva Agencia Española del Empleo que será encargada de tomar, junto con las comunidades autónomas, las medidas necesarias para fomentar el empleo y reducir el número de desempleados. Sus resultados serán evaluados con una auditoría anual que determinará si las políticas activas de empleo están teniendo éxito o necesitan ser modificadas.

Incorporación de las empresas a los servicios públicos de empleo

Una de las grandes diferencias de la Agencia Española del Empleo con respecto al Servicio Público de Empleo Estatal es que incorporará a las empresas a su funcionamiento. Las políticas activas de empleo tendrán muy en cuenta las necesidades de las empresas en cada momento y los distintos modelos de producción que se pueden encontrar en cada sector con el fin de adecuar la formación de los trabajadores a ellos.

Las empresas comunicarán las vacantes a los servicios públicos de empleo estatal para que puedan conocer las necesidades exactas y actuar en formación y capacitación para responder a ellas.

La nueva agencia estatal asesorará también a los emprendedores que quieran desarrollar un proyecto empresarial y los apoyará con fondos públicos si es necesario y el proyecto es viable.

Oficina de Análisis del empleo

El anteproyecto de ley de empleo prevé también la creación de una Oficina de Análisis del Empleo. Esta oficina será la encargada de fomentar la investigación y el estudio de las políticas activas de empleo y de todos aquellos aspectos en los que pueda asesorar al Servicio Público de Empleo Estatal.

Esta oficina debe ser un ente que ofrezca datos fiables y recomendaciones precisas al sistema de empleo para mejorarlo y adecuarlo a la realidad de cada momento.

Individualización

La nueva ley de empleo apuesta por una tutorización personalizada para las personas que se encuentran desempleadas. Tanto el Servicio Público de Empleo Estatal como los propios de las comunidades autónomas mantendrán unos servicios básicos comunes y cada trabajador tendrá un expediente laboral único digitalizado.

Este expediente, que está previsto que sea una especie de tarjeta sanitaria, contendrá información sobre la cualificación y trayectoria profesional del trabajador. El objetivo es poder ofrecer acciones formativas y de asesoramiento personalizadas.

Papershift
La organización de tu empresa en la nube
  • Programación de turnos
  • Control horario
  • Gestión de las vacaciones
  • Cálculo automático de la nómina
  • Análisis de datos e informes
Prueba Papershift 14 días gratis y sin compromiso.
Prueba 14 días gratis

Más colectivos prioritarios

El anteproyecto de la ley de empleo amplía los colectivos de atención prioritaria. Pasan a ser: jóvenes, personas con capacidad intelectual límite y con trastorno del espectro autista, las personas sexual o afectivamente diversas, las personas de edad madura y migrantes, beneficiarias o solicitantes de cualquier fórmula de protección internacional, mujeres víctimas de violencia de género, minorías étnicas y personas que estén en procesos de reestructuración, como un ERE o un despido colectivo, o estén afectados por procesos de transformación productiva, como los trabajadores de las cuencas mineras.

El objetivo de la legislación es favorecer el acceso al mercado laboral de las personas que forman parte de estos colectivos y reforzar su derecho al trabajo.

Perspectiva de género en las políticas activas de empleo

Las políticas activas de empleo y la actuación de la nueva Agencia Española de Empleo deben ir encaminadas a promover la igualdad efectiva de oportunidades laborales entre hombres y mujeres.

El nuevo texto trata de eliminar la discriminación cuando se trata de personas que buscan acceder a puestos de trabajo.

Críticas al anteproyecto

Desde el sindicato UGT se ha pedido el inicio de un auténtico diálogo social para subsanar los defectos que a su juicio, padece la actual propuesta.

UGT critica especialmente el diseño de las políticas activas de empleo para las que pide más eficacia y echa en falta más atención para colectivos como los parados de larga duración. Recuerda en ese sentido que cuatro de cada diez personas desempleadas llevan más de un año en esta situación.

El sindicato exige una evaluación real de la eficiencia de las políticas activas de empleo para que lleguen a las personas que más lo solicitan. Reclama también una financiación suficiente y adecuada no solo a nivel estatal sino también en las comunidades autónomas.

Actual ley de empleo

La actual ley de empleo aprobada con el Real Decreto Legislativo 3/2015 establece tres instrumentos de coordinación del Servicio Público de Empleo Estatal:

  • La Estrategia Española de Activación para el Empleo
  • Planes anuales de política de empleo
  • Sistema de información de los servicios públicos de empleo tanto del Estado como de las comunidades autónomas.

Dentro de las políticas activas de empleo, quizá el aspecto más importante, se distinguen también tres herramientas para su ejecución: la intermediación laboral, las políticas activas de empleo y la coordinación entre las políticas activas y la protección económica frente al desempleo.

La intermediación laboral

La intermediación laboral hace referencia a las acciones que se llevan a cabo para poner en contacto las ofertas de trabajo con los trabajadores que buscan empleo.

La ley de empleo reconoce tres agentes de intermediación en el mercado laboral:

  • Servicios públicos de empleo
  • Agencias de colocación
  • Otros servicios para trabajadores en el exterior

La intermediación laboral tiene la consideración de servicio público, aunque en el caso de las agencias de colocación sea una empresa privada el que lo lleve a cabo.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!

Políticas activas de empleo

Se entiende por políticas activas de empleo “el conjunto de servicios y programas de orientación, empleo y formación profesional para el empleo en el ámbito laboral dirigidas a mejorar las posibilidades de acceso al empleo, por cuenta ajena o propia, de las personas desempleadas, al mantenimiento del empleo y a la promoción profesional de las personas ocupadas y al fomento del espíritu empresarial y de la economía social”, según especifica la propia ley de empleo.

Estas políticas han de estar basadas en el tratamiento individualizado de cada desempleado, el fomento del autoempleo, la igualdad de oportunidades y una característica que acompaña a toda la ley, la adecuación a las peculiaridades locales.

La ley de empleo regula también la coordinación entre las políticas activas y la protección económica frente al desempleo. La norma regula desde la inscripción de los trabajadores desempleados como demandantes de empleo con sus datos personales y laborales hasta el proceso para recibir las prestaciones correspondientes.



Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.