Derecho laboral

El derecho laboral regula las relaciones laborales que se establecen entre los trabajadores y las empresas, estableciendo un marco legal general básico para su funcionamiento.
Derecho laboral

Las relaciones laborales son la base sobre la que se construye la relación entre una empresa y sus trabajadores. A partir de ellas se crean los compromisos sobre los que se desarrolla la actividad de la empresa y se establecen los derechos y obligaciones que tienen tanto la entidad como sus empleados.

Nuevas contrataciones, despido, permisos y bajas… son muchos los aspectos en los que interviene el derecho laboral para establecer límites y marcar directrices concretas que hay que seguir en cada uno de estos procesos.

¿Qué es el derecho laboral de un país?

El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define el derecho laboral como la rama del derecho “que se refiere a las relaciones de trabajo y los derechos y deberes de los trabajadores”.

El derecho laboral regula, en definitiva, el trabajo por cuenta ajena realizado de forma libre, en una relación de dependencia del trabajador ante el empresario y a cambio de una contraprestación que suele un salario.

El derecho laboral se conoce también como derecho del trabajo o derecho social.

Esta área del derecho abarca aspectos tan variados como los horarios de la jornada laboral, la remuneración de cada trabajador o las condiciones de trabajo que se dan en la empresa.

Este se empieza a desarrollar en Europa con la extensión de la industrialización durante el s XIX y los abusos que se producen durante este proceso y en España alcanza sus primeras normas efectivas a principios del s XX. Gracias a su creación y posterior desarrollo, las condiciones de los trabajadores mejoran a lo largo de los años.

Este devenir histórico genera que el derecho laboral sea entendido, sobre todo, bajo un principio de protección que lleva a buscar siempre la aplicación de las condiciones más favorables para el trabajador.

Ramas del derecho laboral

El derecho laboral se suele dividir en las siguientes grandes áreas:

  • Derecho individual al trabajo: Este parte del derecho laboral regula las obligaciones y derechos que fija la relación laboral que surge del contrato entre entre un trabajador y el empresario que asume sus servicios. Aborda todas las cuestiones relativas a los diferentes tipos de contrato y a todas las consecuencias que genera un contrato de trabajo.
  • Derecho colectivo al trabajo: En este caso, las normas se centran en las obligaciones y directrices que marcan las negociaciones colectivas entre representantes de los trabajadores y grupos de empresarios o cuando el estado actúa con una labor de tutela y de forma colectiva ante determinados derechos.
  • Derecho de la Seguridad Social: Esta área del derecho laboral se centra en la protección de los trabajadores, teniendo en cuenta aspectos como la prevención de riesgos laborales, las enfermedades, contar con unas condiciones de trabajo apropiadas o las prestaciones que se derivan de estas situaciones.
  • Derecho procesal laboral: Es una rama tanto del derecho laboral como del derecho procesal y se centra en las diferentes formas jurídicas para solucionar los conflictos que se producen en el marco de una relación laboral.
Papershift
La organización de tu empresa en la nube
  • Programación de turnos
  • Control horario
  • Gestión de las vacaciones
  • Cálculo automático de la nómina
  • Análisis de datos e informes
Prueba Papershift 14 días gratis y sin compromiso.
Prueba 14 días gratis

Fuentes del derecho laboral

Las fuentes del derecho laboral son múltiples, desde la Constitución que reconoce los derechos fundamentales o los tratados internacionales que suscribe España hasta la ley a través de sus diferentes manifestaciones.

Ahora bien, la norma del ordenamiento jurídico más importante para el derecho laboral es el Estatuto de los trabajadores. En este documento se desarrollan las normas que rigen aspectos como los contratos de trabajo, cómo se debe desarrollar la formación en el marco de un contrato o cómo debe realizarse la solicitud de un permiso, por poner solo algunos ejemplos.

La jerarquía de las fuentes del derecho laboral queda así:

  • Disposiciones legales de la Unión Europea
  • Constitución
  • Leyes internacionales suscritas por España fuera del ámbito de la Unión Europea
  • Leyes nacionales
  • Reglamentos
  • Convenio colectivo
  • Costumbres
  • Principios generales del derecho

La primacía del derecho comunitario ha provocado en diversas ocasiones que interpretaciones de normas laborales que se han dado en los tribunales españoles hayan sido posteriormente corregidas o reinterpretadas de forma completamente opuesta por los tribunales europeos.

Principios que rigen el derecho laboral

Hay una serie de principios que marcan el desarrollo y la aplicación del derecho laboral en el ámbito laboral español.

Principio protector del trabajador

Como ya hemos mencionado, cuando se produce un conflicto en el ámbito laboral, como norma general se aplican las condiciones más favorables para el trabajador. Es una disposición que tiene como objetivo reforzar la protección de los empleados.

El principio In dubio pro operario marca que, en caso de duda, la norma debe interpretarse a favor del trabajador.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!

Principio de irrenunciabilidad de los derechos

Este principio rige también el derecho laboral de tal forma que ningún trabajador pueda renunciar a los derechos que le reconoce la normativa. De esta forma, no puede alargar más horas la jornada de trabajo ni tampoco percibir un salario por debajo del establecido en el convenio o el Salario Mínimo Interprofesional.

Principio de continuidad de la relación favorable

El derecho laboral limita la capacidad del empresario para terminar una relación laboral y promueve relaciones laborales estables favoreciendo la permanencia del trabajador en su puesto de trabajo.

Principio de inmediatez

Este principio se exige para las sanciones de la empresa sobre el trabajador. El plazo de tiempo entre el conocimiento de la causa de la sanción y la comunicación de la misma al trabajador debe ser razonable y lo más corto posible. Este principio es especialmente válido en el despido disciplinario.

Principio de orden normativo

Las nuevas leyes derogan lo establecido en las anteriores en su totalidad o en los aspectos que se indiquen, aunque las condiciones la nueva normativa sean menos favorables. En el caso del convenio colectivo, el nuevo sustituye completamente al anterior.

Jerarquía normativa flexible

La falta de concreción de la que, en ocasiones, adolece el derecho laboral hace que, en ocasiones, normas de rango inferior prevalezcan sobre normas superiores en aspectos concretos. Estos casos se suelen dar cuando la norma inferior es más favorable para el trabajador y las circunstancias concretas demuestran que la norma superior no acaba de ajustarse a las circunstancias de la situación.

En este sentido, el principio de primacía de la realidad hace que, en algunos casos en los que entra en conflicto la práctica con lo establecido por la legislación laboral a través de convenios, prevalezca la práctica.



Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.