Novación de contrato

Para no tener que realizar una renovación del contrato o redactar uno nuevo, las empresas y trabajadores tienen a su disposición la novación de contrato.
Novación de contrato

Son muchos los factores que pueden llevar a una modificación de las condiciones laborales existentes entre un trabajador y la empresa que lo contrata.

Cuando se produce este cambio se puede proceder a crear un nuevo contrato con las nuevas condiciones pactadas entre el trabajador y el empleado o se puede modificar el ya existente manteniendo la mayor parte de las cláusulas existentes y modificando solo las que varían. En este último caso estamos hablando de una novación de contrato laboral.

La novación laboral es muy utilizada por empresas de diferentes sectores para actualizar la situación contractual de sus empleados cuando determinadas condiciones laborales se modifican ya sea de forma temporal o con carácter indefinido.

¿Qué es la novación de contrato laboral?

La novación de contrato laboral es un recurso legal que permite modificar obligaciones o algunas de las condiciones previstas en un contrato ya existente. Para que se pueda llevar a cabo tiene que existir un acuerdo entre la empresa y el trabajador.

La novación del contrato laboral permite la modificación o extinción de algunas de las condiciones, obligaciones o derechos previstos en un contrato sin que sea necesario redactar uno nuevo. Estos cambios quedan reflejados en un anexo del contrato ya existente y se ciñen únicamente a algunos aspectos sin alterar el resto de obligaciones pactadas en un principio.

La novación de contrato laboral se suele utilizar para reflejar aumentos de sueldo o cambios en las responsabilidades o tareas que asume un trabajador dentro de la empresa. El objetivo es incorporar un cambio en alguno de los aspectos del contrato sin tener que modificar el resto de cláusulas previstas en el documento.

Esta fórmula legal agiliza mucho el reconocimiento de nuevas situaciones laborales en el contrato de trabajo y evita tener que hacer un contrato nuevo cada vez que un empleado ve modificadas sus condiciones de trabajo. Es de mucha utilidad para los responsables de Recursos humanos.

Una herramienta legal para diferentes contratos

Hay que recordar que la novación de contrato no es exclusiva del mundo laboral. Es un instrumento legal que nace del Derecho Romano y que recoge el código civil para contratos como hipotecas o los que se realizan también en otros ámbitos económicos y en los que es necesario extinguir o cambiar alguna obligación prevista inicialmente.

También el Tribunal Supremo se ha pronunciado en numerosas ocasiones sobre la novación en diferentes tipos de contratos.

Papershift
La organización de tu empresa en la nube
  • Programación de turnos
  • Control horario
  • Gestión de las vacaciones
  • Cálculo automático de la nómina
  • Análisis de datos e informes
Prueba Papershift 14 días gratis y sin compromiso.
Prueba 14 días gratis

Requisitos para una novación del contrato

Para que se pueda dar una novación de contrato se han de cumplir algunos requisitos.

  • Debe haber un acuerdo previo entre el trabajador y el empleador sobre las nuevas condiciones para que se pueda producir la modificación. La empresa no puede hacerla de forma unilateral y existe la obligación, como en todo contrato, de que la modificación sea consensuada.
  • Ha de haber una nueva obligación o cambio o extinguirse alguna obligación para que se pueda producir la novación del contrato de trabajo. Si no hay un cambio significativo en las obligaciones que se imponen tanto el trabajador como la empresa, no puede producirse y no es necesaria. En definitiva, la necesidad de cambio ha de ser real y ha de estar justifica

La novación de los contratos puede producirse como paso previo ante una serie de obligaciones que va a asumir la empresa o el trabajador o como reacción ante una situación laboral en la que las tareas que realizar el trabajador ya no tienen nada que ver con las que se fijaron en el contrato para ese puesto de trabajo y es necesario actualizarlo.

Novación de contrato en función de la modificación del contrato

En definitiva, una novación del contrato supone un cambio de las condiciones previstas en él o la extinción de determinadas obligaciones y, para esta eventualidad, el Estatuto de los trabajadores recoge tres tipos de posibilidades en los artículos 39, 40 y 41.

Movilidad funcional

En este caso, la novación del contrato sirve para reconocer el cambio de funciones que va a llevar a cabo el trabajador. Suele llevarse a cabo dentro del mismo grupo o categoría profesional y supone la asunción de una nueva obligación, de forma temporal, dentro de la empresa o la extinción de una obligación que ya se tenía.

El cambio puede ser para asumir funciones superiores o inferiores, tiene que tener una causa justificada por razones técnicas u organizativas y ha de ser notificado a los representantes de los trabajadores.

Movilidad geográfica

Cuando un empleado tiene que desplazarse a otra localidad se produce una modificación del contrato laboral y cuándo sucede debe existir una novación de contrato. Se trata de una obligación que nace de la actividad laboral y tiene que quedar reflejada en la novación que se lleva a cabo.

Modificaciones de las condiciones de trabajo

Los cambios en las condiciones de trabajo por motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción generan también la necesidad de una novación de contrato.

Cambios en aspectos como la jornada de trabajo y su distribución, el salario, el régimen de turnos o el sistema de trabajo, por ejemplo, son algunos de los que necesitan también una novación de contrato laboral para su puesta en marcha.

Es un cambio importante en las condiciones de trabajo y debe quedar registrado en el contrato a través de un anexo con la novación.

¡Prueba Papershift 14 días gratis!

Tipos de novación de contrato

El derecho español reconoce diferentes tipos de este contrato a nivel general.

Novación propia o extintiva

La novación extintiva supone fijar en el contrato la desaparición de una obligación existente o su sustitución por una nueva. En la novación se indican todos los datos sobre las nuevas obligaciones que adquieren empresa y trabajador y sus efectos.

Novación modificativa o impropia

A diferencia de la novación extintiva, en este caso la novación no implica la desaparición total de una obligación o su sustitución sino la modificación de algunos elementos. Puede ser, simplemente, el cambio de alguno de los apartados de una cláusula.

Estos cambios pueden ser para variar el objeto del contrato o las condiciones principales, la persona del deudor o la subrogación en un tercero de determinados derechos.

Dentro de la novación modificativa se pueden distinguir dos tipos:

  • Novación subjetiva: Cuando cambian los sujetos del contrato estamos hablando de una novación subjetiva. Las condiciones se mantienen, pero los sujetos a los que afecta el pacto varían.
  • Novación objetiva: En este caso se modifica el objeto o las características de la obligación que existía en el contrato.

Las novaciones de contrato son mucho más sencillas cuando los contratos son más accesibles a través de un software de gestión de recursos humanos. De esta forma, se puede actuar más fácilmente sobre el horario y otros contenidos y llevar a cabo los cambios con más facilidad.



Escrito porDaniela

Conectando Papershift con empresas y empleados, a través de contenido relevante en el ámbito de los Recursos Humanos.